Maduro es reelegido presidente de Venezuela bajo la sospecha de fraude electoral

800px-Nicolas_Maduro_-_ABr_26072010FRP8196.jpg

María González Chaves- Nicolás Maduro seguirá siendo presidente de Venezuela, al menos, hasta 2025, según el resultado de las elecciones celebradas ayer domingo en aquel país. Unas elecciones que pasarán a la historia por la abstención récord de los votantes: según datos oficiales del Consejo Nacional Electoral, la participación se habría situado en un 46% —o lo que es lo mismo, solo el 29% de los censados habrían apoyado la candidatura de Maduro—, que contrasta con el 80% de 2013.

Unos comicios cuyo pacto para su celebración fracasó el pasado mes de enero, lo que llevó a los partidos que integran la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a no reconocerlos por no cumplir con garantías democráticas y a pedir a la población su abstención. Así, por ejemplo, en barrios como Las Mercedes o Altamira, ambos conocidos por su oposición a Maduro, los colegios electorales estaban vacíos siguiendo el “Quédense en sus casas. No salgan a votar” del MUD. En cambio, en el barrio de Antímano, de tradición chavista, la participación fue masiva.

Pero la oposición a la que se ha enfrentado Nicolás Maduro en estas elecciones no solo ha sido la representada por la abstención, el exchavista Henri Falcón trató de plantar cara también al presidente, pero los 4 millones de votos que los separan muestran su doble fracaso: el de reunir apenas 1,8 millones de apoyos y el de no haber logrado convencer al resto de opositores de estar a su lado. De todos modos, tanto él como el tercer candidato, Javier Bertucci, que logró un millón de votos, piden unas nuevas elecciones y dicen no reconocer las ayer celebradas, que, a pesar de los observadores internacionales presentes, se hallan bajo sospecha de fraude y de varias irregularidades.

Las críticas y las sospechas llegan también desde fuera de Venezuela: el subsecretario de Estado de EE. UU., John Sullivan, volvió a afirmar que la Administración de Trump no reconocerá los resultados: “Tenemos que asegurarnos de que nos mantenemos en nuestro objetivo, que son los cargos corruptos del régimen, y no el pueblo de Venezuela”.

Maduro, en tanto, y con un país sumido en la inflación, ha prometido que se centrará en la recuperación de Venezuela, y para ello tendrá que tratar de establecer un diálogo con sus rivales políticos para buscar soluciones a una crisis económica cada día más profunda.

“Han triunfado la paz y la democracia en esta jornada histórica de la patria. Celebramos junto al pueblo este nuevo comienzo para conducir la patria hacia la prosperidad definitiva. ¡Sigamos juntos librando las nuevas batallas!”, tuiteba el mandatario tras conocer los resultados.